31/5/16

¿Y si quedamos como amigos?, de Elizabeth Eulberg

E. Alfaguara / 312 páginas / Libro único
¿Es posible que un chico y una chica sean sólo amigos? ¿O están siempre a una pelea de no volverse a hablar jamás y a un beso de distancia del verdadero amor?

Macallan y Levi se hicieron amigos desde el primer momento en que se vieron. Todo el mundo dice que los hombres y las mujeres no pueden ser sólo amigos, pero ellos dos lo son. Se quedan juntos al salir de la escuela, comparten un montón de bromas que sólo ellos entienden, sus familias son muy cercanas, y Levi, incluso, sale con una amiga de Macallan. Su relación es platónica y feliz de esa manera.

Con el tiempo ambos se dan cuenta de que no estaría nada mal ser los mejores amigos si no se interpusiera uno en el camino del otro. Sucede que los chicos no invitan a salir a Macallan porque piensan que anda con Levi, mientras él pasa demasiado tiempo bromeando con ella, y tal vez no lo suficiente con su novia. Entonces los demás no pueden dejar de preguntarse si ellos son más que amigos o si así nada más están mejor, sin complicar las cosas aún más.

Es tan genial cuando después de mucho, mucho, muuucho tiempo que no podías completar un libro, llegue uno a salvarte. Este fue el mío, que devoré en tres días (pudo ser menos, pero oigan, soy estudiante). ¿Lo mejor de todo? ¡Fue genial! O, por lo menos, pude disfrutarlo mucho, a pesar de mi relación amor-odio durante la mayor parte de él. Así que aquí voy.

Doy por hecho que se capta simplemente con la sinopsis la cantidad de clichés y tópicos que van a aparecer y reaparecer durante, sí, podría decirlo, la mayor parte del libro. No obstante, a pesar de saber predecir el final aproximadamente desde el tercer capítulo, hay un algo que te mantiene pendiente de él, de qué cosa llevó a esta otra, el porqué hay tantos enredos y, sobretodo, la amistad de estos dos chiquillos, la cual, sea dicho de paso, ocupa la mayor parte de mi relación amor-odio (aunque más amor).

Siempre planearía sobre nosotros un sobrentendido, claro está. Una atracción mutua que no llegaría a materializarse. Sin embargo, ¿valía la pena sacrificar nuestra amistad por un romance de secundaria?

Sí, los protagonistas tienen por lo general una relación muy dulce, aunque a veces se volvían tan problemáticos que me desesperaban. Lo gracioso de esto es que, como los capítulos turnan la narración entre Macallan y Levi, mi postura y sentimientos nunca estuvieron firmes con respecto a ninguno. Me explico: esta señorita perdió a su madre, y si bien comprendo que es trágico y todo, creo que a veces no era algo necesario de sacar a la luz. Cosa que nuestra protagonista amaba hacer. A lo mejor no, pero lo sentí muchas veces así. De todas formas, fue lo que menos me molestó de ella; sus aires de superioridad, egoísmo y narcisismo (lo admito, exagero un poco con este punto) me fueron muy difíciles de tolerar. En esos momentos, cuando mi cabecita echaba humo y gritaba lo perra que se estaba portando Macallan, llegaba el capítulo de Levi (alias Buggy, California, Lerdo), que me hace ver todo lo lindo, tierno y valeroso que tiene esta tipa. Y viceversa con Levi.

Eso fue muy extraño, pero me gustó mucho cómo lo desarrolló la autora para lograrlo, porque hasta ahora no me había pasado que odiase a un personaje en su narración, pero lo amase desde la perspectiva de otro. Es muy loco. Y ni siquiera es que la autora se regodee de tener un puño complejo o enredoso, porque es de aquellas que en la simpleza está el color. Sí, es minimalista.

Creo que fue un libro que escogí en un buen momento; entretuvo, me mantuvo lejos de hacer mi tarea y el mismo hecho de que no sea muy extenso lo vuelve una buena alternativa para salir de la cajita que te impide leer. En serio. Si tuviese que hacer una lista de los libros perfectos para salir de la temida crisis lectora, este sería uno de ellos. Creo que patentaré la idea. Por ahora, pueden hacerme caso y simplemente leerlo y disfrutarlo. No va más allá de una simple historia, aunque no diré que no hay transfondo, porque lo hay, solo que no sale de lo ya conocido y en vez de darle tantas vueltas al (para nada novedoso) asunto, lo mejor es simplemente disfrutar. En cuanto si es que hay algún contra (para quien le interese), podría decir que lo típico; me hubiese gustado que los estereotipos hubieran sido erradicados aquí, pero no todo es perfecto. ¡Ojalá se animen a leer Buggy y Floyd! Creo que este título le va como anillo al dedo. ¡Qué me cuelguen si no es cierto!

Leer más...

28/5/16

Me and Earl and the Dying Girl (Un Final para Rachel) de Jesse Andrews

Inglés: E. A&U / 295 pág. / Libro único
Español: E. Nube de Tinta / 320 pág.
Greg Gaines tiene diecisiete años, un aspecto que deja mucho que desear y una coraza con la que se protege del mundo. Lo que mejor define su personalidad es una mirada autocrítica y una actitud sarcástica hacia los demás. Su único amigo es Earl Jackson, un chico bastante desabrido, malhablado y con una situación familiar difícil. Los jóvenes nihilistas comparten una pasión por los videojuegos y, sobre todo, por el cine y dedican gran parte de sus tiempo libre a hacer remakes de su películas favoritas. Todo cambia en la vida de Greg cuando su madre le obliga a visitar a Rachel, una chica con leucemia con la que el muchacho tiene un pasado común.

Es difícil hablar de uno de tus libros favoritos sin decir más de lo debido, así que me disculpo si esto cubre un mínimo de la historia.

Primero, consideremos a Me and Earl and the Dying Girl como un anti-libro. ¿Y por qué? Bueno, es porque realmente no tiene una trama específica, sino que son sólo un montón de capítulos desordenados escritos por Greg mismo. Además, como es el protagonista quien narra la historia y supuestamente se dirige al lector, este no desperdicia el momento de recordarte lo malo que es el libro y de cómo debemos tener ganas de matarnos mientras leemos o como tenemos un hongo en el cerebro. 

Otro aspecto es que el contenido en sí no tiene una reflexión profunda, de esos que tratan sobre como la vida siempre tiene un significado y que estamos destinados a cambiar el mundo y toda la cursilería esa que abunda en la literatura juvenil. El libro está lleno de temas complejos que son vistos desde la superficie, de la misma forma que un adolescente normal los vería. El autor, con sus personajes, tuvo todas las oportunidades para convertirlo en un libro lleno de problemas con mucho desarrollo en sus personajes y llenarlo de citas en las cuales pondríamos millones de post-it. Pero no, y es que usó estos temas como simples accesorios. 

Siguiendo con Greg, este es un personaje con un humor muy inmaduro, es egoísta y con una modestia excesiva. Su forma de narrar es graciosa, principalmente porque se centra en bromas, comparaciones y seamos directos, de forma bien estúpida. En ella nos habla de su familia, sus vergüenzas frente a sus amores platónicos y su increíble estrategia para sobrevivir en la secundaria. Y para ser honesta: Sí, hay veces en que libro se vuelve tedioso con su humor tan particular y con algunos comentarios repetitivos sobre lo malo que es el libro. Pero esto último es uno de los detalles que lo hace tan realista para mí. O sea, no me digas que cuando estás escribiendo un ensayo o informe o algo y crees que estás creando la bazofia misma que no pienses a cada rato lo mal que está. Con esto, admito que hubo momentos que me sentí conectada con Greg en un nivel espiritual. 

Earl, su amigo o más bien co-worker, es el mejor personaje del libro. Es bajito y malhumorado, su forma de hablar es admirable (si tienen la oportunidad de leerlo en inglés, háganlo, no se arrepentirán) y tiene una historia de vida que es bastante compleja, la cual no parece molestarle en lo más mínimo. Su amistad con el protagonista se centra en realizar películas caseras, las cuales son una asquerosidad que nadie tiene derechos de ver más que ellos. 
Como dos de nuestros personajes son cinéfilos, una peculiaridad de este libro y el detalle más bonito, es que hay muchas partes escritas como un guión de película. Es muy entretenido leer un formato así y le da su toque originalidad. 
Ah, y está Rachel, nuestra dying girl, quien ama a Hugh Jackman (ahí somos dos) y a Daniel Craig. Y que realmente no tengo mucho que decir sobre ella, ya que no la llegamos a conocer muy bien en los ojos de Greg y no quiero dar spoilers.

En fin, Me and Earl and The Dying Girl es un libro entretenido y que se lee rápidamente. Es una prueba que no todos los libros deben ser reflexivos para ser buenos, sino que simplemente tener una buena historia o un personaje un tanto diferente a lo que estamos acostumbrados. 
Y sólo para aclarar, muchos compararon este libro con Bajo la Misma Estrella, por lo siguiente: Chico. Chica. Adolescentes. Cáncer. Wow. Pero, ¿Es parecido al famosillo libro de John Green? Hell no. Es el anti-bajolamismaestrella. Créanme. Léanlo y compruébenlo. 

¡También tiene adaptación cinematográfica! Es hermosa, de verdad. Planeo reseñarla también, porque tengo mucho que decir sobre ella. Aquí está el trailer. Véanlo para motivarse porque el mismísimo autor escribió el guión. Lo cual es un poco gracioso, especialmente por esta cita del libro:

“Cuando conviertes un buen libro en una película, pasan cosas estúpidas”

Ay, bien poco sabía Greg que su adaptación terminaría siendo una película aclamada por los críticos y premiada con dos galardones en el festival de Sundance.
Leer más...

15/5/16

La maldición del Maestro (Crónicas de la torre #2) de Laura Gallego

E. SM / 284 páginas / Libro #2 de 4
Continuación de: El valle de los lobos
Continúa en: La llamada de los muertos
El Amo de la Torre juró venganza antes de morir. Ningún aprendiz de magia debe rebelarse contra su Maestro y, sin embargo, Dana, la actual Señorasaltaríasrre, y Fenris, el elfo, lo hicieron. Ahora, aprovechando que hay nuevos discípulos en la escuela, la muerte no va a impedirle al Maestro cumplir su promesa…

Continuamos con la segunda parte de Crónicas de la torre, que se desarrolla unos cuantos años después de la primera entrega, que fue un buen libro. Sin embargo, mentiría si digo que no esperaba un poco más.

En esta ocasión nos encontramos con que Dana no es la protagonista principal como en el libro anterior, esta vez nuestra protagonista es Salamandra. Salamandra es acusada de ser una bruja y condenada a morir quemada, pero mientras está en la hoguera, llega alguien a salvarla, o más bien a calmarla y decirle que ella misma puede salir de la hoguera, porque no se está quemando, no realmente. Así Salamandra (como decide llamarse ella misma al empezar con su nueva vida) es llevada a la torre por Fenrís y uno de los nuevos estudiantes que ahora están ahí.

En este nuevo libro vemos que Dana es ya una archimaga y maestra de la torre con veinticinco años de edad, mientras que hay nuevos estudiantes para darle más vida a la torre: Jonás, Morderek y Conrado; Jonás es un personaje que está contento como está y no le molesta que los demás alumnos de la torre lo adelanten en los estudios (digamos que no tiene ninguna prisa), pero también esconde con esto sus inseguridades y la gran pregunta de que qué va a hacer con su vida una vez que termine los estudios de hechicería (estoy segura que varios tienen ese problema cuando terminan la escuela, claro que sin el factor mágico, supongo); Morderek es por otra parte todo lo opuesto a Jonás con un carácter fuerte y ambición por ser el mejor, que mira con cierta inferioridad a los demás. Un personaje que seguro se volverá mucho más importante en los libros que vengan; y Condado, que es un buen alumno y un personaje reservado, pero leal.

Cuando Salamandra es llevada a la torre descubrimos que cierto personaje acaba de morir... Aquí es donde me molestó el libro, ¿de verdad me estás diciendo que una de los personajes que todos queríamos o estimábamos del primer libro, se muere así como así, sin ni siquiera una mejor explicación? ¿En serio? ¿No podían ni siquiera darle un poco más de protagonismo en este libro?

Salamandra se vuelve una estudiante y la trama comienza un año después si no me equivoco, con varias novedades, como la incorporación de una conflictiva princesa elfo llamada Nawin, que viene como estudiante y con ella shi-Mae, otra archimaga que viene a asegurarse de que la torre sea "digna" de la princesa Nawin, que es una personaje bastante antipática y no me logró convencer. Como sea, este es un nuevo problema sumado al hecho de que los lobos están aullando de nuevo por la maldición que parece haber vuelto a caer sobre la torre y sus habitantes.

Quiero aclarar que llego a comprender que, como este fue uno de los primeros libros que escribió la autora, no tienen tanta técnica y demás, pero realmente me molestaron los saltos temporales; los acontecimientos pasan muy rápido, demasiado para mi gusto, y creo que eso le quita un poco la importancia de poder empatizar con los protagonistas en un principio y poder entender mejor todos los acontecimientos.

Aquí nadie se puede quejar de que hay páginas de relleno, porque no las hay para nada. De hecho, si le quitaras páginas se acabaría el libro y te saltarías un montón de acontecimientos que suceden. Una vez diciendo todo esto, quiero resaltar que es un buen libro, no te aburres con él. Es rápido y trae muchas intrigas y acción. Los personajes están bien hechos y al parecer aquí recién comienza la historia.

Leer más...

8/5/16

El Principito de Antoine de Saint-Exupéry

Editorial Salamandra / 96 páginas / Libro único
Uno de los clásicos de la literatura para niños, que en el criterio de muchos debe ser leído y comentado por un adulto, pero también un indiscutible libro para adultos. Mediante la figura de un principito que vive en su propio asteroide, el autor trata sobre los valores humanos y enseñanzas para la vida.

La sinopsis del libro no dice mucho ¿cierto? Bueno, me gustaría decir que es una buena idea porque un clásico como este debería ser leído sin saber mucho sobre él, pero eso sería una hipocresía de mi parte ya que estamos aquí para hablar del libro y lo muy bello que es. Así que aquí va una pequeña introducción:

La historia comienza con la versión infante del narrador hablando sobre su particular (y muy popular) dibujo: un elefante dentro de una serpiente boa. Cuando le pregunta a los adultos si acaso les daba miedo su dibujo, estos respondieron que era un simple sombrero. Decepcionado por aquello, el narrador decide alejarse de toda ambición de convertirse en un artista; más tarde, se cuenta como el narrador crece con los ideales planteados por los adultos. Hasta que un día, la ruptura del motor de su avión le lleva a caer en el desierto del Sahara, y ahí es donde conoce al Principito. Gracias a él, conocemos ciertos personajes y sus planetas, tales como: el rey, el vanidoso, entre otros. Y no diré más que eso porque es un libro cortito y el resto ya forma parte del desarrollo.

Creo que su manera de iniciar el relato es muy ingeniosa y linda, además que su forma de escribir se lee bastante rápida y sus ilustraciones, las cuales fueron acuarelas pintadas por el mismísimo Antonie de Saint-Exupéry, son bonitas en todo sentido de la palabra. Me gustó muchísimo como el autor logró colocar tantas reflexiones y tantas citas memorables en tan pocas páginas. Otra parte muy lista por parte del autor fue cómo mezcló todos estos planetas y sus habitantes visitados por el Principito y los instaló en nuestro mundo. Sus metáforas crean una atmósfera inocente pero sus significados son enormes, especialmente en la relación entre el Principito y su rosa, el cual demuestra cómo la importancia que le damos a una persona, objeto o lo que sea, puede hacerla única ante nuestros ojos. Y el zorro, quien con su breve presencia alcanza a decir las mejores citas del libro (... y no comentaré más al respecto; insisto, pienso que es algo que es mejor descubrir por sí mismo).

"Mi secreto es algo muy simple: no se puede ver, sino con el corazón. Lo esencial es invisible a los ojos"

Por otro lado, es una verdad mundialmente conocida que el Principito es un clásico infantil. A pesar de esto, creo firmemente que este libro fue escrito para los adultos que sienten nostalgia por su niñez (O sea, fue escrito por un adulto ¿no? Un adulto con nostalgia). También para aquellos que están entrando a la adultez y se sienten un poco abrumados por ello. El Principito, como personaje, demuestra esa inocencia, hambre de conocimiento y gran imaginación que todos poseemos en la infancia; pero también demuestra lo individualista, materialista y el poco aprecio que le entregamos a nuestro alrededor ya siendo adultos. Y, básicamente, de esto es lo que va el feeling del libro.

"Todos los adultos fueron una vez niños... pero sólo unos pocos lo recuerdan"

Me es imposible colocar en alguna categoría su final, puesto que este cumple exactamente con el espíritu del libro. El destino de la historia depende del lector y es su obligación si decide tomarlo como un adulto o no. Y pienso que eso es totalmente maravilloso.

El Principito es un clásico que merece ser leído y releído muchas veces. Es la clase de libro cuyo significado e interpretación va cambiando a medida que uno va creciendo. Además, es cortito y fácilmente puede leerse en un par de horas o incluso menos. ¿Y por qué no las cinco estrellas? Bueno, ni yo sabría explicarlo bien pero tengo la certeza que cuando pase el tiempo y tome nuevamente el libro, subirá al cinco.
Leer más...

7/5/16

Por trece razones de Jay Asher

E. Ambar / 223 páginas / Autoconclusivo
No se puede detener el presente, ni tampoco rebobinar el pasado. El único modo de llegar a conocer el secreto… es darle al PLAY.

Clay Jensen es un adolescente como cualquier otro que encuentra, al llegar un día a casa, una misteriosa caja sin remitente dirigida a su nombre. El contenido no es otro que una serie de cintas de grabación, siete en total, que parece haberle enviado Hannah, una compañera de clase que no hace ni dos semanas que se ha suicidado. A pesar del desconcierto que supone volver a oír la voz de Hannah, Clay descubrirá que son trece las razones por las cuales ha decidido quitarse la vida, trece caras de cassete y que, por ello, son trece las personas que deben escucharlas. Él es una de ellas. “Es un juego muy sencillo: primero las escuchas, luego las pasas” dice Hannah en la primera cara.

¿Qué razones son esas y qué tiene que ver él con ellas? A lo largo del día, Clay se irá obsesionando con las grabaciones y hasta recorrerá la ciudad con un mapa que ella misma le ha proporcionado. Pero he aquí un viaje distinto del esperado, un viaje donde el punto de llegada es precisamente el mismo que el de partida y en el que solo hacen falta unos nuevos ojos para verlo todo como por vez primera. Hannah irá desgranando poco a poco su vida en un intento de poner de manifiesto las consecuencias, grandes o pequeñas, de las cosas que hacemos y dejamos de hacer, y que cambian el mundo a veces sin darnos cuenta.

Habiendo comprendido más o menos el contexto, debo decir que muchos de los motivos que expone Hannah me parecieron sin sentido. De hecho, según mi punto de vista, había como dos o tres personas que de verdad no merecían estar en esa lista; no digo que fueran las mejores y más bondadosas personas del mundo (si yo los hubiera conocido, es probable que no nos llevásemos bien), pero al punto de provocar que alguien se suicide... no lo sé, me hace dudar. Sí, comprendo que en estas etapas delicadas hasta el más mínimo motivo puede gatillar la tragedia, pero siento que hubo un límite en el que solo podía pensar "esto solo son excusas".

A pesar de lo anterior, este libro me ha gustado mucho. Me gusta que tome en cuenta el tema del acoso escolar y la autoestima; de que a veces somos muy poco conscientes con lo que hacemos y el cómo tratamos a quienes viven a nuestro alrededor. Además, la trama de por sí es interesante y reflexiva. En mi caso el libro me atrapó lo bastante para leerlo de un tirón, ya que necesitaba saber quién seguía en la lista.

Nadie sabe con seguridad el impacto que tiene sobre la vida de los demás. A menudo no tenemos ni idea. Y aun así, hacemos las cosas exactamente igual.

El libro es detallista a un alto nivel, pero no se me ocurre alguna otra forma con la que pudo haber sido escrito, porque esto necesita detalles, porque la historia es interesante, toma un punto de vista no muy común y creo que el autor supo cómo narrarlo. Además, como la lista va nombrando al "menor culpable" al "mayor" (en realidad no recuerdo muy bien si era así o al revés), sólo quieres saber quién es el siguiente. También, el libro comienza apenas lo abres... ¡En serio!, aunque no me creas. El libro comienza cuando lo abres... Lo que mi gran pensadora interior quiso decir fue que: el libro tiene una introducción prácticamente nula, saltándose directamente al desarrollo, por lo que se pone bueno rápido. Gracias, gracias; Lo otro que fue bueno es que no se desviaba del tema, era solo el punto principal sin derivados, aunque sí hay partes que el protagonista, Clay, iba a, no sé, tomar el té y detallaban el momento contándote hasta las moscas del lugar.

Aunque es un libro totalmente dramático, yo esperaba muchas más emociones, más juegos con ellas o, por último, un poco más de sufrimiento al lector. No sé, haberme enamorado de algún personaje, querer ayudar a Hannah o aliviarme cuando alguien le dijera a Clay lo idiota que es... El punto es que el libro se prestaba para molestarnos en temas emocionales, y si bien hubo, fueron muy pocos, al nivel de poder contarlos con las manos o bien que no fuesen memorables.

Es una historia humana, sencilla, que toma un tema que te despejará la mente y te cuestionarás las decisiones, no sólo de Hannah, sino también de quienes la rodean, que a veces tomamos y olvidamos que por cada acción que hagamos, siempre habrá una consecuencia, y creo que eso es lo que este libro nos quiere transmitir y hacernos mejorar como personas.


Leer más...

1/5/16

Matrimonio de sabuesos de Agatha Christie

E. Planeta / 240 páginas / Libro único
El matrimonio Bereford combate el tedio de la vida cotidiana haciéndose cargo de una agencia de detectives que Scotland Yard pone a su disposición para desmantelar una red de espías. A la espera de que un agente ruso caiga en la trampa que le han preparado, los Beresford resuelven brillantemente cuantos casos llegan a la agencia por medio de los métodos de los detectives más acreditados de la literatura policíaca inglesa.

Este mes me costó mucho retomar lecturas, pues el tiempo, los estudios y sobretodo la pereza, me ganaron en infinitas ocasiones. Sin embargo, pude contra estos enemigos y finalmente terminé este librillo (tres días después de que venciera mi plazo en la biblioteca. Lo sé, no tengo límites).

Matrimonio de sabuesos es el primer libro que leo de esta autora, y gracias a mi buena experiencia con él, no va a ser el último. Es una compilación de varios cuentos cortos de misterio protagonizados por Tommy y Tuppence, quienes resuelven casos diferentes en cada capítulo (algunos divididos en dos partes).

Me gustó mucho cómo fueron narrados los acontecimientos, el giro de cada historia, y lo liviano y entretenido que se hace gracias a los ingeniosos diálogos y los muy bien creados personajes. Realmente disfruté cada capítulo y cada misterio que se presentaba. En algunos capítulos intenté deducir ciertas cosas junto a los protagonistas, y, en otras, me sorprendía completamente con la imaginación y astucia de la autora, porque se leen momentos que podrían parecer desmesuradamente obvios, pero que a fin de cuentas, hay que ver más allá de la superficie para resolverlos.

Lo que más he amado del libro ha sido Tuppence. ¡Qué personaje más genial! Me encanta, realmente la adoro. Ella es muy avispada, siempre se fija en pequeños detalles y su ironía (al igual que la de su marido) entretiene un montón. Además es genial el hecho de que tome la batuta muchas veces en lo que transcurre el libro. También quiero destacar la relación entre este matrimonio que no solo saca risas, sino que es, de cierta forma, admirable ver el cómo comparten y se expresan entre ellos; que sabes que se quieren, aunque demuestren lo contrario. Me encantan.

Un leve detalle que me hacía detener mi lectura para googlear un poco, era la cantidad de menciones a otros personajes de otros libros de esta temática. Siendo una desconocedora del tema, todos estos nombres me eran ajenos (exceptuando a Sherlock Holmes, que dudo que alguien no lo conozca), y me dejaban en estado de WTF, ¿quién es? Y debo decir que sí, en parte fue molesto porque algunas bromas eran referentes a ellos. Y yo no entendía nada. Aún sigo sin entender nada.

De todas formas, es un libro muy, muy bueno. Posee muchos diálogos, muchos personajes y muchos casos; algunos serios, otros no tanto. Lo bueno de él es que es una lectura tranquila, ya que no es una historia lineal, por lo que, terminando de leer un caso, eres libre de soltar el libro. Claro que, eso durará hasta que comiences otro.
Leer más...