16/6/16

Eva Luna de Isabel Allende

  • Editorial Debolsillo
  • 288 páginas
  • Libro único

En Eva Luna, su tercera novela, Isabel Allende recupera su país a través de la memoria y la imaginación. La cautivadora protagonista de esta historia constituye un nostálgico álter ego de la autora, que se llama a sí misma «ladrona de historias» precisamente porque en las historias radica el secreto de la vida y el mundo. Novela de hondo perfil humano, Eva Luna funde el destino individual con el colectivo mediante una fulgurante prosa de carácter épico. Sin duda, una de las mejores obras de la literatura latinoamericana de los últimos años.

Eva Luna ha sido un libro que desde su primer capítulo me atrapó y no me soltó hasta ya el final. Despertaba y tomaba de inmediato el libro, hasta que mi mamá me iba a sacar de mis aposentos para que fuera a desayunar... o a almorzar.

Isabel Allende juntó lo que alguna vez fue la realidad de su país natal con su imaginación, creando una historia que amé. Así de simple. Su narración es tan cercana que te entretiene, su escritura es tan detallada que te emociona y su protagonista es tan real que te enamora. Lo único que podría ser un «contra» de este libro es lo segundo: la cantidad de detalles. Pero no detalles arquitectónicos (sí, igual aparecen unos cuantos, pero lo justo) ni de la apariencia de personajes, sino que detalles profundos sobre la vida de cada uno de ellos, los que son una cantidad considerable, tomando en cuenta que la autora describía toda su historia: cómo aquel personaje llegó al país, qué hace ahí, qué le gusta, cómo vive e incluso a algunos les agregó detalles extras, como su apariencia física. Sin embargo, lo crean o no, leer cada historia de cada individuo fue muy entretenido, pues me hizo apreciar muchos momentos que ocurren a lo largo de la vida: la infancia, lo bueno, lo malo y lo feo, lo lindo, lo tierno. Cuando descubres que ya eres muy grande para esto, pero muy pequeño para lo otro. Todas esas situaciones que uno vive y nos hacen las personas que hoy somos. Lo aprecié porque uno simplemente va viviendo el día a día, pero pocas veces nos damos el tiempo de volver atrás en el tiempo, y como Eva lo hace, te entra la curiosidad de hacerlo tú también. Personalmente, me encantó Eva; su desfachatez, sus ganas de avanzar, su manera de descubrir el mundo y, bueno, en realidad me encantó, ella es genial.

Al acercarme a los diecisiete años mi cuerpo alcanzó su tamaño definitivo y mi rostro adquirió la expresión que me acompañaría hasta hoy. Entonces dejé de examinarme en el espejo para compararme con las mujeres perfectas del cine y las revistas y decidí que era bella por la simple razón de que tenía ganas de serlo.

En el libro (recuerden que es parte verdad, parte fantasía) aparecen muchos temas sociales, como la violencia, la desigualdad, la prostitución, los inmigrantes, y otros, donde tenemos la oportunidad de apreciar las perspectivas de los diferentes personajes, viendo cuánto influye su estatus social, religión y educación en sus opiniones. Para mí ese fue otro punto muy interesante, pues la autora no solamente hizo increíblemente creíble los pensamientos de los personajes, sino que también la manera en que combinó situaciones reales con las aportadas por su imaginación. También cabe mencionar que este libro tiene romance, pero es muy sencillo y dulce.

Dejando ya más que claro que disfruté mucho esta lectura, narrada para hacerte vivir lo que ocurre dentro de ella, de sonreír o frustrarte, debo decir que, de verdad, no es para quiénes no disfruten con detalles, lo mundano o ambientes militares, ya que se les puede tornar aburridísimo. Aún así, creo que deberían darle una oportunidad. Si no puedes seguir leyendo luego del primer capítulo, déjalo, pero no sabes lo que te pierdes.

2 comentarios:

  1. Hola!
    Hermoso libro un clásico, bello tu blog, muy fino y discreto, me gustó mucho, gracias por compartirlo.

    Aquí me quedo, te sigo!

    Me gustaría que te pases por mi blog literario para ver qué te parece y si te gusta, sígueme :).

    saludos nos leemos!!

    ResponderEliminar
  2. ¡Por supuesto! Gracias por pasarte.

    ResponderEliminar